La ruta de la cocaína

Foto The Guardian

Foto The Guardian

El periodista Matthew Bristow se pasó dos años en Colombia observando el proceso del narcotráfico desde la producción de la droga hasta su salida. El resultado se puede apreciar en un video de 30 minutos en el periódico británico The Guardian.

La primera parte lleva el título de “The Farmers” (Los campesinos). Aunque escenas como las que se ven al comienzo de esta parte no resultan muy novedosas –no es la primera vez que alguien filma detalles de la primera fase de la elaboración de la pasta base de coca- siempre resulta impresionante ver la manera despreocupada como los campesinos manipulan los precursores químicos, como si se tratara de sustancias inofensivas. La realidad es que están mezclando sustancias altamente peligrosas como ácido sulfúrico, amoniaco, cal, gasolina, a la hoja de coca, todo ello sin la más mínima precaución para su propia salud. Y ni hablar del ambiente. No usan guantes y la ropa que llevan no es la más adecuada.

Al daño ecológico que representa esta actividad clandestina se suma el perjuicio de la fumigación, una política en la que ha insistido reiteradamente el Gobierno de Uribe. Ante las críticas a esta política las autoridades antinarcóticos siempre han afirmado que las fumigaciones son muy precisas. Algo que queda desmentido una vez más en este video. Un funcionario de la ONUDD explica bien la precariedad de la precisión, sobre todo ahora que los lotes de coca al parecer se han reducido de tamaño.
Video-Primera parte

La segunda parte, que se titula “The Labs” (Los laboratorios), revela una vez más que los campesinos con frecuencia no tienen alternativas sobre a quién le venden su producto. Lo venden al grupo que controle la región, las FARC, los paras o a los puros narcos.

La pasta de coca se lleva a un laboratorio para su procesamiento en clorhidrato de cocaína, y una vez más los desechos terminan en la naturaleza. Y como si la contaminación de estos labs no fuera ya lo bastante grave, las autoridades hacen explotar el sitio aumentando la destrucción y contaminación de la selva. ¿No existirán maneras más limpia de desmontar estos laboratorios?

Video-Segunda parte

La tercera se titula “Patrolling the Coast” (Patrullando la costa). Según la policía, un 65% de la cocaína colombiana saldría por el Pacífico. Un detalle interesante de esta parte es la entrevista con un ex narco que asegura que por lo general los viajes son exitosos y menciona que de cada cien, unos setenta alcanzan su objetivo. Dado los altos costos de la mercancía, esta proporción no es nada despreciable.

Video-Tercera parte

Una respuesta

  1. Me gustaria complementar lo narrado en el video, integrando estas tres fases del negocio ilícito bajo una visión empresarial holística. La producción de hoja de coca (Putumayo Colombiano) es trasladada hacia la zona de refinación (selva central Colombiana de la frontera con Ecuador, frente a Tufiño, Chical, Maldonado) a través de: territorio Colombiano (con mayor dificultad porque la guerrilla colombiana, bajo estrategia de guerra de guerrillas, ha destruido la mayor parte de infraestructura vial) y de territorio ecuatoriano con mayor facilidad (por la existencia de mejor infraestructura vial por la infraestructura petrolera que genera una tela araña de rutas de primer orden para esta logistica ilícita). Esta actividad de refinación es potenciada por el abastecimiento de precursores que entra ilegalmente, en gran cantidad a través de suelo ecuatoriano. Luego es distribuida por una logistica binacional compartida entre la zona costera colombiana y ecuatoriana.
    En todo este proceso, cada una de las fases del negocio (producción de la materia prima, refinación y distribución) es protegida por su propia seguridad (FARC, ELN, AUC). Esto tiene una consecuencia lógica cual es que la droga que cruza directamente a traves de Colombia, que tiene que pagar peaje a su seguridad, es más cara y costosa, en su producción, que la que se produce bajo esquema binacional.
    Bajo esta visión de un problema binacional y multinacional, si se suman los clientes consumidores, ¿será posible resolver el problema apoyando solo a Colombia con ingentes recursos?.
    Es necesario que todos los actores involucrados en este problema, que realmente quieran resolverlo, deben idear estrategias regionales que consideren presupuestos de cooperación para los dos países involucrados (no solo Colombia) en combatir este mal.
    No es justo, desde ningún punto de vista, que el Ecuador tenga que financiar su presupuesto de combate a las drogas con sus propios recursos, mientras Colombia recibe cooperación a raudales y no logra verdadero impacto en sus estrategias porque es imposible acabar con este cancer si hace metastasis en los dos paises.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: