Aquí seguimos en 2010!

Después de un largo silencio de casi un mes, volvemos a abrir las páginas de este blog con la intención de seguir reseñando y comentando de manera informal los diversos temas relacionados con los cultivos de uso ilícitos en Colombia y su relación con el conflicto armado y con los conflictos sociales en general que se viven en el país.

Y aunque los asuntos colombianos son por supuesto el centro de interés de esta página, a veces abordamos también situaciones de producción, tráfico y consumo que se presentan en otros países y otras regiones del mundo.

2010 es un año clave en Colombia. Es un año electoral y lo que pase en estas elecciones va a  definir el rumbo que tome el país en los próximos años en asuntos de seguridad interna y externa, en los cuales el tema de las drogas está íntimamente involucrado.

Es de esperar que, cualquiera sea el Gobierno que resulte de la próximas elecciones, éste sea capaz de emprender una revisión a fondo de todo lo que se ha hecho hasta el momento para contener la producción de drogas. Que sea capaz de reconocer que ésta ha sido una labor infructuosa y por ende se hace necesario un examen crítico de la guerra a las drogas y de la política de total intolerancia que ha dominado las cuatro décadas transcurridas desde su instauración.

Dados los ocho años de experiencia del modelo aplicado por Álvaro Uribe en sus dos periodos presidenciales, no hay muchas razones para sentirse optimistas con una perspectiva de cambio en caso de que se produzca su segunda reelección. La cual no sería, naturalmente, un obstáculo, para que desde esta página sigamos insistiendo en que el Gobierno colombiano debe modificar su estrategia de erradicación forzada manual y aérea si de verdad quiere ver algún progreso en la reducción efectiva de los cultivos de coca. Entre otras cosas.

Amira Armenta

Una respuesta

  1. Mil gracias por la apertura a analizar este tema de manera mas regional en lo que respecta a la producción de drogas ilícitas en Colombia. Si queremos tener reales efectos en esta lucha, debemos partir por sincerar la forma como se organiza este holding empresarial ilegal binacional Colombia-Ecuador. Si el negocio ilícito es binacional, en su mayor parte, entonces las políticas y estrategias macro deben ser tambien formuladas en un marco de acción binacional. Las tacticas deben ser locales haciendo sinergia con la modalidad de participación así como con la cultura e idiosincracia de las dos naciones participantes. Esto implica un análisis holístico sistémico regional de la realidad actual para luego aplicar acciones conjuntas que compartan, por igual, medios y recursos propios y de la Cooperación Internacional.
    Eduardo Acosta (Ecuador)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: