Todos los ojos puestos en La Macarena

La Macarena

La Macarena

La semana pasada diversos medios informativos coincidieron al referirse, desde diferentes perspectivas analíticas, a los desarrollos de la llamada Doctrina de Acción Integral (DAI) del Gobierno de Uribe, y a su aplicación en particular en la zona de La Macarena.

No es una casualidad. Muchos observadores de la realidad colombiana tienen sus ojos puestos en este ‘experimento’ cuyo objetivo es la ‘recuperación social de territorios’ que habían estado bajo poder de la insurgencia y/o sembrados con cultivos de coca. La Macarena era el sitio perfecto para probar los resultados de lo que la actual administración considera como la etapa de ‘consolidación’ de los avances del Estado, pues La Macarena no sólo ha sido tradicionalmente base de las FARC sino también zona de producción cocalera.

Seguridad y desarrollo

Mientras para muchos el asunto de qué es primero la seguridad o el desarrollo es tema de uno de esos debates que hace recordar la pregunta sobre el huevo y la gallina, el Gobierno colombiano parece tenerlo muy claro. Dentro de su lógica, la pobreza es el resultado del conflicto armado. Entonces hay que resolver el conflicto para poder llevar el desarrollo que le ponga fin a la pobreza y quedar todos felices. Así, el garrote debe ser lo primero.

Esta ha sido en esencia la idea del Plan Colombia en su primera fase como estrategia contrainsurgente y antinarcóticos. Una vez erradicados de la zona ambos elementos, el terreno está listo para que el Estado entre a ‘consolidar’ (segunda fase del Plan Colombia) la recuperación a través de programas económicos y sociales, manteniendo una fuerte presencia militar como garantizadora de la seguridad.

El corresponsal del Washington Post en Colombia, se refiere ampliamente en un artículo reciente a la ‘consolidación’ destacando la presencia en La Macarena de ingenieros, equipos de trabajo, técnicos, fiscales, trabajadores sociales, etc, todos trabajando concertadamente dentro del espíritu de la Acción Integral, y la coordinación de un centro de fusión integral para transformar la región. El experto en Colombia, Adam Isacson, en una serie que está publicando en su blog Plan Colombia and Beyond ofrece una descripción de este centro que no hace pensar en otra cosa que en una verdadera base militar de intensa actividad.* También la revista colombiana Semana ofreció la semana pasada una reseña entusiasta en primera instancia del plan en La Macarena. Semana y el WP sugieren además que este caso podría servirle a Estados Unidos como modelo para aplicar en Afganistán: limpiar las provincias problemáticas de talibanes y amapola, mantener una fuerte presencia militar para entonces sí dejar ver la zanahoria.

Pero la realidad es por lo general una fuente de desilusión. En Colombia (ni en Afganistán) la pobreza no es el resultado del conflicto armado, como asume el Gobierno. Se podría decir que el conflicto ayuda a perpetur la pobreza pero no es su origen. En muchos caso es al revés, la pobreza ha sido desencadenante de conflictos. Enfrentar ante todo la pobreza y la exclusión social –con medidas de seguridad, indudablemente- sería una mejor vía para detener el conflicto.

Enfrentar  la pobreza

No basta con ‘limpiar’ una zona de insurgencia y coca para que empiece a florecer el desarrollo. Porque esta zonas, por lo general, conocen problemas graves de pobreza, atraso tecnológico, desplazamiento, y un abandono secular en general que no se puede esperar resolver de un momento a otro.

Desde Vista Hermosa, el principal centro urbano cercano a La Macarena, la impresion que reciben la prensa nacional e internacional, los donantes internacionales (USAID y la Embajada de Holanda) es la de que todo está marchando sobre ruedas. Pero como lo señala otro artículo que la semana pasada se refirió a este tema, bastaría con ir a visitar comunidades localizadas a sólo dos horas de Vista Hermosa, para enterarse de que una gran parte de la población en la región ha abandonado su casa y su tierra debido al miedo a los militares, y a amenazas de muerte. No hay que olvidar que esta gente ha vivido durante décadas bajo el  único Estado que han conocido que es el de las FARC. Una nueva fuerza militar en la región los ha convertido en potencial carne de cañón entre dos fuegos. Han perdido, además, con la erradicación de la coca, la única fuente segura de sobrevivencia económica. El desplazamiento de esta población es en sí mismo un cuestionamiento a la efectividad de la erradicación forzada en la zona.

Así, más allá de la cara bonita del plan de consolidación integral en La Macarena se oculta entonces una realidad social y económica que suscita no pocos interrogantes acerca del éxito de planes como éste. Ganar un territorio a costa del desplazamiento del problema hacia otras regiones es como barrer y esconder el polvo debajo de la alfombra.

Pero hay más. El mencionado artículo en Semana se refiere a los graves obstáculos que enfrenta este modelo de la ‘consolidación’ en un país como Colombia con regiones en donde la injusticia social y económica es estructural e histórica. Los campesinos no poseen la tierra, y mientras no tengan título de propiedad no tienen acceso a créditos, es decir, siguen siendo susceptibles de buscar refugio en la economía ilegal. No existe una infraestructura que garantice la puesta en marcha de un movimiento económico. Pero lo que es peor, no existen en la práctica los mecanismos que garantizarían los fondos para generar esa infraetsructura. Y como si eso fuera poco, las bandas emergentes de delincuentes están haciendo aparición por esos lados y con ellos de nuevo el reclutamiento y la violencia.

El problema es la pobreza y el abandono. Mientras esto no se resuelva -y no se va a resolver en un par de años- aunque las zonas hayan sido ‘aseguradas’ las comunidades seguirán potencialmente en manos de los grupo ilegales que les ofrezcan alguna salida a sus necesidades básicas. En este sentido, el desarrollo no se debe condicionar a políticas antinarcóticos ni a estrategias contrainsurgentes. El único objetivo del desarrollo debe ser la superación de la pobreza y la inclusión social.

Sería útil que los donantes internacionales de este tipo de proyectos –como la Embajada de Holanda en Bogotá- lo tuvieran en cuenta si de verdad quieren ver que sus aportes se traduzcan en resultados para la comunidad.

*Recomiendo especialmente la lectura de los artículos de A. Isacson sobre la ‘acción integral’ en La Macarena

Amira Armenta

4 comentarios

  1. La invito a conocer el PLan de cOnsolidacipon Integral de La Macarena, a visitar Vista Hermosa, Mesetas, Uribe, La Macarena, Puerto Rico y San Juan de Arama, a hablar con sus pobladores, a caminar por sus calles, a dormir en sus hoteles, a comer en sus restaurantes, a mirar los niños, sus escuelas y el desarrollo de las comunicaciones. Es cierto, falta mucho pero la zona se ha desatrasado veinte años en dos. Soy comunicadora social, coordinadora de comunicaciones del PCIM, contácteme, sería muy bueno que usted misma lo viera, loe xperimentara, ¿Para qué llenar este lugar con argumentos REALES que usted misma puede comprobar? Bienvendida!!!

    • ana milena puerta, me interesa mucho saber que usted trabaja en el plan de consolidacion de la macarena, soy politologo y estoy interesado en el tema, en la estrategia de recuperación, seria muy util poder hablar con usted. manuro.64@gmail.com, muchas gracias

  2. +una vez se hace reflejar el desplazamiento forzado en la zona del parque la macarena mediante programas gubernamentales por la via militar que solo requieren la zona despoblada para entregarselas a las trasnacionales como han hecho con otras regiones del pais. hcemos una llamado ala comunidad internacional que no donen EUROS ni DOLARES para que desplasen nuestros colonos y campesinos ni para que asesinen a nuestro pueblo

    • Pablo: Infórmese mejor. ¿Asistió al Foro de Tierras en la vereda Maracaibo de Vista Hermosa? ¿Conoce los proyectos de Parques Naturales Nacionales y de Cormacarena? ¿Conoce la legislación vigente sobre Parques? Sino lo sabe, no opine, no dañe con sus comentarios amañados toda una estrategia comunitaria y regional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: