Ecuador y Colombia – La disputa por las fumigaciones podría ofrecer una oportunidad para buscar el restablecimiento de las relaciones entre los dos países

Frontera colombo-ecuatorianaA finales del pasado mes de abril Ecuador presentó una Memoria ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya dentro de la demanda a Colombia por las fumigaciones con glifosato en la frontera. Los Estados recurren a la CIJ cuando quieren resolver de manera pacífica alguna controversia contemplada dentro del Derecho Internacional. Ecuador piensa que las fumigaciones afectan los intereses de su población fronteriza y lo único que exige es que Colombia se abstenga de seguir realizándolas en la zona.

¿Por qué un asunto que parecería tan fácil de resolver ha terminado enredándose hasta el extremo de tener que recurrir a una corte internacional? ¿Por qué Colombia no ha sido capaz de declarar una suspensión indefinida de las aspersiones aéreas en la región teniendo en cuenta que el mismo Gobierno colombiano ha dicho que quiere priorizar la erradicación manual sobre la aérea? ¿Por qué Colombia no ha sabido aprovechar la oportunidad que brinda la disputa por las fumigaciones declarando oficialmente su suspensión en el área para buscar una normalización de las relaciones entre los dos países, afectadas desde el bombardero al campamento de las FARC ubicado del lado ecuatoriano?

Desde los comienzos del Plan Colombia, el Ecuador ha venido expresando su malestar cada vez que se hacen aspersiones en la zona de frontera. Pero fue especialmente a partir de las operaciones fumigadoras realizadas entre septiembre y octubre de 2005 en los departamentos fronterizos que el gobierno ecuatoriano, motivado por las enormes presiones de la sociedad civil, anunció que iría a las instancias internacionales. De modo que la protesta ecuatoriana por las fumigaciones es anterior al gobierno de Rafael Correa,  y su desarrollo es independiente del color político de la presidencia ecuatoriana de turno.

Un detalle que vale la pena recordar es que a consecuencia de la queja ecuatoriana en 2005, el Gobierno colombiano anunció poco después una suspensión de las aspersiones en el área comprendida en los diez kilómetros al norte de la línea fronteriza. Sin embargo, sólo un año más tarde, en diciembre de 2006, ignorando tal compromiso con el país vecino y llevado por la presión estadounidense, el Gobierno de Uribe reinició la lluvia de glifosato en la región. Los ecuatorianos percibieron aquello como un gesto arrogante de parte de Colombia. Y en Colombia se percibió como un gesto torpe de parte de un Gobierno que estaba perdiendo la oportunidad de hacerse un aliado clave en la región.

No obstante, en 2007, al poco de posesionarse el nuevo presidente, Rafael Correa, los dos países lograron llegar a un entendimiento, comprometiéndose Colombia a mantener informado al país vecino cada vez que se fueran a realizar nuevas aspersiones en la frontera, mientras se esperaban los resultados de un nuevo estudio de la OEA sobre el impacto del glifosato. Es importante precisar que este ‘nuevo’ estudio de la OEA no tiene nada que ver con el estudio hecho por la CICAD, entidad adscrita a las OEA, en 2005 y que concluyó diciendo que el glifosato no representa un riesgo para los seres humanos. Esas conclusiones fueron ampliamente cuestionadas en su momento por entidades académicas dentro y fuera de Colombia. Sobre el ‘nuevo’ estudio es poco lo que se sabe todavía.

Desde 2007 hasta hoy es mucho lo que ha sucedido por los lados de esa frontera en detrimento de la relación entre los dos países. Nariño y Putumayo, los dos departamentos fronterizos con el Ecuador, constituyen la región de coca más importante del país en cuanto a superficie sembrada.

Cultivos de coca por departamento

Cultivos de coca por departamento

En la región se mueven todos los actores del conflicto colombiano sumadas las llamadas ‘bandas emergentes’ de todos los pelajes, generando violencia, desplazamiento, y deterioro social.

Ahora le toca el turno a Colombia responder ante la CIJ a la denuncia de los ecuatorianos. Qué necesidad tiene Colombia, un país con tantas otras prioridades, de seguir adelante con un procedimiento costoso y desgastador como éste. Suponiendo que después de varios años de controversia y de varias gigas de documentos de uno y otro lado, la CIJ le diera la razón a Colombia, ¿qué ganaría realmente el país con ese reconocimiento? ¿Qué ganarían realmente los nariñenses y putumayenses además del derecho a ser fumigados? Ganarle esta disputa ridícula al Ecuador representaría una pérdida para los seres humanos, el ambiente y la estabilidad de la región.

Finalmente, las fumigaciones están de hecho suspendidas en la zona desde hace un año. Ecuador no pide más que el claro compromiso de Colombia a mantener definitivamente esa suspensión. Dada la actual coyuntura colombo-ecuatoriana, la reticencia colombiana a este compromiso no parece ser otra cosa que una actitud testaruda. Colombia debe partir de que también el Ecuador tiene interés en que no haya cultivos de coca en la región, que se detenga el narcotráfico, que se acabe la violencia y el desplazamiento de población. Intereses comunes que deberían reunir, no separar, a estos dos países para emprender acciones conjuntas contra los problemas que los afectan a ambos.

Una actitud más razonable de parte de Colombia en este respecto, jugaría sin duda un rol muy positivo en la evolución de las relaciones entre los dos países.

Amira Armenta

3 comentarios

  1. […] de las relaciones entre los dos países. Colombia Drogas. 06 de maio de 2009. Disponível em:https://colombiadrogas.wordpress.com/2009/05/06/ecuador-y-colombia-la-disputa-por-las-fumigaciones-po…. Acesso em: 13 de setembro de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: