La cooperación europea en Colombia

La Unión Europea ha publicado recientemente el informe para el año 2008 sobre la cooperación con Colombia. En esta entrada queremos resaltar la sección que dedica este documento al ‘desarrollo alternativo’, que resume la nueva visión de la UE sobre este concepto, en particular en su relación con las estrategias de erradicación.

En la página 16, el documento dice que la UE no respalda la “erradicación forzada porque puede generar violencia, puede desplazar los cultivos a espacios con menor acceso, así los efectos directos en la población disminuyen pero se genera un alto impacto ambiental. Una condicionalidad explícita para la erradicación también puede tener efectos perversos sobre los resultados esperados”. A propósito del impacto ambiental, recomendamos la lectura de un trabajo reciente del TNI que señala la erradicación forzada como una de las principales causas de desplazamiento de los cultivos con las repercusiones que esto tiene para los ecosistemas.

Recordamos que en julio de 2008 se reunió en la ciudad de Viena un grupo de trabajo intergubernamental de expertos sobre cooperación internacional en materia de erradicación de cultivos ilícitos y desarrollo alternativo. Los expertos de la UE que acudieron a esa reunión elaboraron un borrador con los puntos clave que resumen la actual postura de la UE sobre desarrollo alternativo.

Destacamos también la relevancia de este grupo de trabajo, pues era uno de los cinco grupos que se organizaron en el marco del proceso de revisión de la UNGASS, la sesión especial sobre drogas de la ONU. El objetivo de estos grupos era el de preparar el segmento de alto nivel del 52º período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes que tendrá lugar el 11 y 12 de marzo próximos en Viena, en el cual se definirá la política internacional de drogas para la próxima década.

Siendo consecuentes con este marco teórico, la UE y los países miembros –especialmente los principales donantes, Alemania, Suecia, Países Bajos y España- podrían presionar al Gobierno colombiano para que reconsidere la estrategia de la erradicación forzada (particularmente las fumigaciones con glifosato) y condicionar sus programas de cooperación a la efectiva puesta en práctica de lo que la UE llama un desarrollo alternativo integral que “le apuesta al Desarrollo Local Integral, con el fin de abordar problemas estructurales subyacentes de marginalización y pobreza”.

Al mismo tiempo, y siempre dentro de esta óptica, la UE debería emprender un profundo examen crítico de los programas de cooperación en curso en Colombia, como los Laboratorios de Paz, entre otros, para determinar si éstos están efectivamente ofreciendo soluciones estructurales a la población para la que se realizan, y contribuyendo a la superación de la pobreza. Con mucha frecuencia estos programas han quedado inscritos dentro de los intereses económicos de las empresas europeas a quienes les interesa mucho más una producción destinada al mercado global y hacen caso omiso de las necesidades e intereses locales.

Amira Armenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: