Obama y la guerra a las drogas

obamaAunque no ha pasado ni una semana desde que el presidente Obama iniciara su administración, ya ha dado las primeras señales de que llevará a la práctica algunas de las medidas importantes prometidas durante su campaña, en particular el cierre de Guantánamo y la derogación de las trabas al aborto vigentes durante el gobierno de Bush. Ambos temas han generado una enorme reacción en Estados Unidos e internacionalmente.

Pero hay además otro tema sensible al que el nuevo presidente le ha dedicado atención en sus primeros días aunque éste haya tenido por el momento un poco menos de atención mediática. Es el tema de la ‘reducción del daño’ como política para las drogas relacionada con el consumo. Como lo explica Tom Blickman en un reciente blog que traduzco a continuación, todavía es muy pronto para saber cuál va ser la política a adoptar por la nueva administración estadounidense, ¿va a representar ésta verdaderamente un giro con respecto a la actitud de ‘tolerancia cero’ que han mantenido las pasadas administraciones? Aún no se da nada por cierto, pero conociendo las opiniones del candidato Obama en estas materias, habría razones para ser, por el momento, moderadamente optimistas.

Una actitud más pragmática y menos ideologizada para las drogas por parte de Estados Unidos se constituiría en un ejemplo para los otros países del mundo, especialmente para Colombia que lleva décadas amarrado a los principios de una absoluta intolerancia impuesta por los EEUU.

A continuación el artículo de Tom Blickman:

La reducción del daño como parte de la solución

Todavía no está claro cuál será la política de drogas del Presidente Obama. Todavía no ha sido nombrado el zar antidrogas. Muchos altos funcionarios de los años Bush todavía están ocupando sus cargos y decidiendo la agenda para la política de drogas.

A falta de una nueva dirección y políticas claras, la DEA asaltó un dispensario de marihuana para uso médico en California el jueves pasado, en los primeros días del gobierno de Obama. Ello a pesar de la promesa hecha durante su campaña de acabar con esos asaltos federales contra los pacientes que consumen marihuana por prescripción médica y el personal médico que labora en esas depedencias. Como senador, Obama votó contra una enmienda en el Senado estadounidense que se proponía socavar las leyes estatales para el uso de la marihuana por prescripción médica.

Aunque todavía no ha sido nombrado el nuevo zar, la nueva administración ya tiene una Estrategia para la Fiscalización de las Drogas 2009, que fue la que preparó la oficina del zar, ONDCP, del gobierno saliente.

La Casa Blanca anunció que el nuevo Presidente apoya la aliminación de la prohibición federal al intercambio de jeringuillas. Esto podría reducir significativamente las tasas de infección del VIH/SIDA entre los consumidores de drogas. El intercambio de jeringuillas es una estrategia de prevención del sida, conocida en todo el mundo como reducción del daño.

Aunque en el comienzo de su campaña Obama se refirió a la reducción del daño, durante el resto de su campaña dio la impresión de querer evitar referirse al tema. En una entrevista publicada en septiembre de 2006, dejó ver que conoce bien lo que significa la reducción del daño:

“Entiendo que la implementación de los métodos de la reducción del daño a nivel nacional es un asunto controvertido. Sin embargo, éste no es un concepto nuevo. Muchos países desarrollados recurren a la reducción el daño como parte de la solución para prevenir la expansión del VIH/SIDA. O reconocemos los beneficios potenciales de la reducción del daño para la salud pública a la vez que continuamos reforzando las medidas de control de la guerra a las drogas, o dejamos que el mundo de las drogas sea un caldo de cultivo del VIH/SIDA, la hepatitis y tantas otras enfermedades evitables”.

La reducción del daño no es un concepto nuevo en Estados Unidos. A finales de 2007 había en 36 estados de ese país 185 programas de intercambio de jeringuillas, además de otros en Washington DC y en Puerto Rico.

Y aunque ahora hay un nuevo presidente, los delegados estadounidenses en Viena que negocian una nueva Declaración Política –que deberá ser aprobrada en marzo de 2009 en el segmento de alto nivel de la Sesión 52 de la Comisión de Estupefacientes – están esquivando las palabras reducción del daño y toda la terminología asociada.

Muchos países dirigen sus ojos hacia la ONU en busca de orientación en política de drogas. Un reconocimiento oficial del intercambio de jeringuillas y de la reducción del daño en las estrategias de control de drogas mejoraría la efectividad de las medidas contra el VIH/SIDA y otra enfermedades de transmisión sanguínea, reduciendo considerablemente el número de muertes por sobredosis. La reducción del daño está permitida en Estados Unidos y se implementa exitosamente. Sin embargo, a nivel internacional los Estados Unidos le dicen a los países que no deberían ni siquiera mencionarla.

El Presidente Obama debería apresurarse en formular algunas orientaciones políticas claras. De no hacerlo, va a perder una oportunidad única de mandarle a la comunidad internacional el claro mensaje de que la nueva administración tiene auténtica voluntad de luchar seriamente contra el VIH/SIDA y otras enfermedades de transmisión sanguínea.

6 comentarios

  1. Es increible como la propuesta de estos tres ex presidentes, miembros declarados del negocio de la droga, expongan lo que hicieron y no se escuche o lea en el mundo una opinion contraria o apegada a la realidad. Elos estan entre los paises que producen , que la transpota y el que la consume y si ello pasara le dejariamos el camino abierto a la tecnologia y el poder a quines la manejan en el mundo, unos 8 o diez paises…

  2. Por supuesto, pero cabría preguntarse por qué, el hecho de que la llamada Land Of The Free sea el país con más presos del mundo y el que ha inventado la gestión privada de las prisiones (modelo exportado a Inglaterra y Francia), lo que implica que, cuantos más presos, más beneficio para unos pocos, no sea noticia para nadie ni tenga carga simbólica, cuando debería ser asunto de portada permanente. La cuestión es si Obama se va a quedar en lo simbólico o va a ir a la raíz de los problemas.

  3. A mí me hace gracia todo el barullo mediático con Guantánamo, cuando el sistema penitenciario estadounidense equivale a miles de Guantánamos, y de esto la prensa rara vez dice una palabra. Me pregunto si Obama va hacer algo con el llamado Gulag Americano o si se va a sentar tranquilamente sobre este problema de enormes proporciones.

  4. Tienes toda la razón en lo del ‘revival’ de la administración Clinton. También estoy de acuerdo en que habrá un Obama doméstico, del cual los estadounidenses pueden esperar algunas de las promesas anunciadas, y otro internacional sobre el cual hay más dudas.
    En cuanto a la guerar a las drogas, estamos esperando a ver quién es el próximo zar. Como sabes, esta figura es clave para las decisiones que se tomen en lo sucesivo. Por el momento lo grave es que la nueva administración se está demorando en los nombramientos de la burocracia de drogas y mientras tanto están todavía los funcionarios de Bush trabajando activamente en Viena. En marzo se realizará una importante sesión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en la cual, como siempre, EEUU lleva la voz cantante. Por eso preocupa que esto siga en manos de los mismo viejos funcionarios con los cuales ya se sabe qué es lo que va a pasar.
    El autor de la nota es Tom Blickman (del equipo de TNI).
    Saludos

  5. Siguiendo la experiencia historica de lo que han sido los gobiernos democratas con respecto al sur del continente, yo espero un “revival” de la era Clinton.

    De hecho, hasta donde sé, los miembros del gabinete encargados de América latina no han sido nombrados, pero “suenan” los mismos de la administracion Clinton…

    Todo esto no obsta para que adentro de los USA, Obama tenga posturas novedosas y mas liberales que sus predecesores, sobre todo en el tema de la salud publica (jeringas, etc). La geopolitica y las directrices generales sobre politica de drogas son otra historia…

    Qué opinas, Amira?

    ps: gracias por la traduccion. Quiza podrias agregar una linea diciendo quién es el autor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: