SEMINARIO PLAN COLOMBIA II; CONFLICTO Y DERECHOS HUMANOS

Organizado por el Colectivo Maloka, la Fundación CIDOB y la Oficina de Promoció de la Pau i dels Drets Humans

Lugar: Fundación CIDOB, Barcelona

16, 17 y 18 octubre 2008

 

El Plan Colombia I fue un éxito para el gobierno de Álvaro Uribe, los intereses de Estados Unidos y de sus multinacionales. Al primero le sirvió para instaurar un nuevo régimen político, reforzar su militarización y garantizar su reelección. Al segundo para  afianzar su hegemonía en el país y su presencia en la región andina. Y a las multinacionales para aumentar sus rentas, su seguridad y sus mercados.

Pero al mismo tiempo, fue un fracaso para Colombia y las soluciones del narcotráfico y el conflicto armado. Porque el Plan se propuso reducir la producción de la hoja de coca en un 50% y las áreas sembradas no disminuyeron sino que crecieron, como en 2007 cuando los cultivos de coca aumentaron un 27% respecto al año anterior, según la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (ONUDD). Porque las exportaciones de cocaína continúan estables y perpetúan indefinidamente el conflicto. Y porque a su sombra, durante el período de su vigencia, en Colombia se consolidaron poderes regionales mafiosos, se establecieron órdenes sociales y políticos del paramilitarismo; la política tradicional se entremezcló con el crimen organizado y las mafias obtuvieron un lugar dentro del Estado.

El PlanColombia II se propone “un viraje en la guerra” a través de la doctrina de la Acción Integral. Su esencia es “la combinación entre el componente militar y la acción integral por la recuperación social y militar del territorio”, ha dicho el Ministerio de Defensa. Puede sonar  novedoso, pero aquí lo social se mantiene subordinado a lo militar y sólo sirve para justificar la guerra y atraer para ella recursos de la cooperación internacional y la ayuda humanitaria. Y la realidad es que las regiones en donde se produce la coca y donde pervive la insurgencia siempre han sido excluidas y allí nunca se han atendido sus  reivindicaciones más elementales, ni mucho menos se les ha reconocido su  derecho a la tierra y a la vida. Tampoco se ha construido Estado, ni instituciones, ni ciudadanía, ni la escasa ley que rige en el resto del país. Esto no se puede realizar recurriendo en primer lugar a la fuerza.

Cuarenta años de guerra contrainsurgente y treinta de guerra contra las drogas ya han demostrado que eso no es posible. Por ello la tendencia de esta segunda fase del Plan Colombia es la prolongación de la guerra con todos sus nefastos efectos, la crisis humanitaria que vive Colombia y las violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

Evaluar el Plan Colombia I y reflexionar y debatir los posibles efectos del Plan Colombia II es indispensable para analizar el futuro de la democracia, la paz y los derechos humanos en este país. Por ello el COLECTIVO MALOKA, LA FUNDACIÓ CIDOB, LA ASSOCIACIÓ CATALANA PER LA PAU Y LA OFICINA DE PROMOCIÓ DE LA PAU I DELS DDHH, convocan a este seminario e invitan a su participación.

Para inscribirse en el seminario, hacer clic aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: